La Patria es nuestra Humanidad en Libertad

La reciente celebración de la 83 edición de los Premios Óscar, convocados, anualmente, por la Academia de Hollywood, y dados a conocer, el pasado 27 de febrero, en el Teatro Kodak, de Los Ángeles, dejó mucho que desear, aunque su lema era “Estás invitado”.

Todo lo anterior se convierte, en una aseveración contundente, si tomamos en cuenta la elección, falta de experiencia demostrada, al menos, para conducir un espectáculo de tal magnitud, junto con la exigua simpatía de sus jóvenes presentadores, las estrellas James Franco y Anne Hathaway (en el caso del primero, mucho más acentuado, que en el de la versátil y atractiva actriz de 28 años), al igual que las evidentes costuras y escasa eficacia del empobrecido guión, que, en vez de articular un espectáculo, promotor de ensueños y secuencias reveladoras –el mismo que ha caracterizado a este evento, en entregas anteriores– impidió, en dicho caso, apreciar una puesta en escena glamorosa y atractiva, con el aporte de los artistas y músicos invitados, de alto calibre internacional, que siempre se han dado cita, como presentadores de los actores, actrices, realizadores, músicos, canciones y secuencias de los filmes nominados, para cada una de las 24 categorías de los Óscares.

Estos dúctiles recursos, por demás aprovechables, junto a una hábil escenografía y práctica ambientación, operaron más, en contra del show, que a favor, pues evidenciaron la falta de fluidez y ritmo del mismo,  amén del descuadre desafortunado del conductor Franco, quien lo único que hacía era aplaudir a todo el mundo, mientras la Hathaway se cambiaba continuamente de vestuario (criticable dicho aspecto, por lo excesivo y gratuito de los cambios), los cuales, junto a parlamentos poco digeribles, desentonaron y dieron al traste, con una noche de premiaciones, que se hizo larga, desde el comienzo, e hizo bostezar a más de uno, no sólo en el lunetario, sino también, desde el afilado lente de sus pantallas chicas.

Sin embargo, y por suerte, nos damos cuenta de que ése, en verdad, nunca ha sido el plato fuerte de por qué año tras año, los telespectadores seguimos la larga “matinée” de este tradicional show televisivo, que no es otra cosa, que llegar a conocer el veredicto, sobre los ganadores, para cada una de las categorías, en consonancia con nuestras predicciones y deslindes, de entre el nutrido grupo de nominados, por películas, actores, actrices, técnicos y productores, que se presentan a concursar por las 24 ansiadas estatuillas.

Aunque la lista era bastante amplia, creo que tres filmes lograron impactar, de igual manera, en los jurados y el público, distinguidos, en propuestas y alcances diferentes, pero afines, debido a su polémica argumental y estructural, que los convirtieron en los ganadores de los rubros más importantes, para la obtención del Óscar, durante el pasado 2010.

El drama histórico, “The King’s Speech” (El Discurso del Rey), del realizador Tom Hooper, que se encarga de reseñar la vida del rey tartamudo Jorge VI de Inglaterra, a pesar de que era la gran favorita de la 83 edición de los Óscares, sólo ganó cuatro estatuillas, en las categorías de Mejor Película, Actor protagónico (Colin Firth), Director (Tom Hooper) y Guión original (David Seidler), la que igualmente arrasó con siete Premios BAFTA 2011, que son los distinguidos galardones, entregados por la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y la Televisión.

La misma cantidad de reconocimientos logró “Inception” (El origen), un material, donde “la mente es la escena del crimen”, y que, como era de suponer, en un buen filme de ciencia ficción, éste acaparó las categorías técnicas de los Óscares, en los rubros de mejores Efectos especiales, Fotografía, Edición y Mezcla de sonido, respectivamente.

Escrita, producida y dirigida por Christopher Nolan, su protagonista es Leonardo DiCaprio, junto a otras coestrellas. Alcanzó, además, tres premios respectivos BAFTA, como Mejor Diseño de producción, Sonido y Efectos especiales.

La tercera película, en orden de galardones, es precisamente “The Social Network” (La Red Social), que se alzó con tres Óscares. Dirigida por el también nominado David Finch, quien obtuvo el Globo de Oro 2011 al Mejor Director, pero, en realidad, sus grandes ganadores fueron Aaron Sorkin, cuyo Guión adaptado –a partir del best seller The Accidental Billionaires, escrito por Ben Mezrich—, el cual se quedó con el Premio Óscar, dentro de esa disputada categoría, además de Kirk Baxter y Angus Wall, por Mejor Edición, mientras que Trent Reznor y Atticus Ross lo obtuvieron justamente, entre los cinco nominados, por Banda Sonora o Música Original.

Este largometraje que habla, esencialmente, de la inteligencia visual, por la creación de una red infinita, centra la crónica de estos tiempos, en el sueño americano, de un astuto estudiante de Harvard, cuya genialidad y confianza, en sí mismo, dentro de la computación, lo llevan a conformar la red social”, que lo catapulta a la fama, seis años después, ya convertido en doble multimillonario, por haber superado una cifra de 500 millones de amigos, por todo el mundo, junto al hecho de erigirse, como el billonario más joven de la historia estadounidense.

Este rol fue entregado, por el director Finch, a Jesse Eisenberg (igualmente nominado para un Óscar), quien encarna al polémico Mark Zuckerberg, el super popular “Hombre del Año”, según la Revista Time, por haber creado Facebook,y a través de ella, una nueva era, con la globalización de las comunicaciones, que ha revolucionado el universo, desde un computador, en un pequeño cuarto universitario, con escasos ayudantes y muchas ideas…

Pero, en esencia, todo fue posible, gracias al afán desarrollista y la creatividad de un genio juvenil, a mitad de camino entre la blogacción y la programación, con una convicción, que reza como emblema de la grandiosa cinta, en donde priman la brillantez y lucidez comunicativa, de su realizador David Finch. El slogan o moraleja de esta propuesta fílmica no da lugar a la confusión de su mensaje y proyección artística: “No se hacen 500 millones de amigos, sin hacer unos cuantos enemigos.”

Ganadores 83 edición de los Premios Óscar

1.– Mejor Dirección de ArteAlicia en el País de las Maravillas

2.- Mejor FotografíaEl Origen

3.– Mejor Actriz de RepartoMelissa Leo, El Peleador

4.– Mejor Corto AnimadoLa Cosa Perdida

5.– Mejor Película AnimadaToy Story 3

6.– Mejor Guión AdaptadoLa Red Social

7.- Mejor Guión OriginalEl Discurso del Rey

8.– Mejor Película ExtranjeraEn un Mundo Mejor

9.- Mejor Actor de RepartoChristian Bale, El Peleador

10.- Mejor Música Original: Trent Reznor Atticus Ross, La Red Social

11.– Mejor Mezcla de Sonido: El Origen

12.– Mejor Edición de Sonido: El Origen

13.– Mejor Maquillaje: El Hombre Lobo

14.– Mejor Vestuario: Alicia en el País de las Maravillas

15.– Mejor Documental Corto: Strangers No More

16.– Mejor Corto de Acción Real: God of Love

17.- Mejor Largometraje Documental: Inside Job

18.- Mejores Efectos Especiales: El Origen

19.– Mejor Edición: La Red Social

20.– Mejor Canción Original:We Belong Together”Toy Story 3

21.- Mejor Director: Tom Hooper, El Discurso del Rey

22.- Mejor Actriz: Natalie Portman, El Cisne Negro

23.- Mejor Actor: Colin Firth, El Discurso del Rey

24.- Mejor Película: El Discurso del Rey.

No olvidemos que, según la conocida Charada china, el 83, simboliza “tragedia”. No en balde, esta última transmisión de los Óscares nos pareció catastrófica, desde el punto de vista del planteamiento del contenido y de la forma de presentar los galardones y sus diferentes ganadores, así como la manera de proyectar el conocido concurso, que como se dice vulgarmente, “no fue, ni chicha, ni limonada”.

Esperemos que, en la próxima edición, la número 84, cuyo significado es “sangre”, esa savia benefactora, no sólo corra por las venas, sino, que se convierta, en cauce vital de una nueva etapa de experiencias,  propuestas y proyecciones de estos galardones, tan vistos y seguidos, en el mundo entero, pero que ya necesita renovarse, para que se haga cierto el lema de “Estás invitado”, y podamos darnos, por presentados y convidados, propiamente, a un auditorio universalísimo, donde estaremos como siempre, en otra gran escena de los Premios de la Academia, próximos a aplaudir a los nuevos conductores, quienes anunciarán, en primer lugar, que “el Óscar será para”…los organizadores de este magno evento, sin lugar a dudas.

¡Un nuevo plato fuerte, hasta la próxima entrega

de los Óscares y la nueva Alfombra Roja 2012!

José Antonio Gutiérrez Caballero

Miami, 05 de marzo del 2011.


 

Anuncios

Comentarios en: "El discurso poco agraciado de los reyes del Show, en la 83 edición de los Oscars" (1)

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La reciente celebración de la 83 edición de los Premios Óscar, convocados, anualmente, por la Academia de Hollywood, y dados a conocer, el pasado 27 de febrero, en el Teatro Kodak, de Los Ángeles, dejó mucho que desear, aunqu…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: